HOT TOPICS: New York Auto Show · Auto Show Geneva · Chicago Auto Show · Detroit Auto Show · Paris Motor Show · Auto Shangai · LA Auto Show · Frankfurt Motor Show

BUSCA

PRUEBA DE TERRA 

Nissan Altima 2.5 S del 2005

Comentários0
Las bocas de salida del aire acondicionado están embutidas en el salpicadero. Las uniones del airbag del acompañante son invisibles, pues están ingeniosamente ocultas en una gran extensión sin decorar de la superficie del salpicadero. La consola central presenta portavasos grandes que dan cabida a botellas de hasta 1 litro.

Se dispone de un tomacorriente en el interior de la consola central muy útil para cargar el teléfono móvil. También se disfruta de un apoyo ajustable para el codo. El freno de mano está muy bien logrado y se ubica en el centro y adelante. Las ventanillas pueden abrirse utilizando el mando a distancia, un detalle ideal durante los cálidos meses del verano.

El Altima da la sensación de ofrecer mucho espacio por dentro, y no se trata de una ilusión. De hecho, se ubica casi en el tope del ranking entre los vehículos de su clase en materia de espacio interior. Se dispone de más espacio para las piernas en los asientos delanteros que en todos los vehículos de segmento.

Los asientos delanteros son sumamente confortables y tienen el tamaño necesario para acomodar incluso a los pasajeros más corpulentos. Entrar y salir del Altima es de lo más sencillo, gracias a las puertas de gran tamaño y a la altura levemente por encima del promedio de los asientos delanteros. Lo mismo se aplica a la parte de atrás. Los asientos traseros brindan un buen apoyo, son muy confortables, y ofrecen abundante espacio para las piernas y bastante espacio para la cabeza. Entrar y salir de los asientos traseros del Altima es más fácil que en muchos sedanes de tamaño medio.

El motor de 2,5 litros y 4 cilindros exhibe una gran sofisticación, con 16 válvulas, doble árbol de levas a la cabeza y sincronización de válvulas variables. Entrega una potencia de 175 caballos a 6000 rpm y un par motor de 180 libras/pie (244 Nm) a 4000 rpm. Es más potente que el motor del Honda Accord y el Toyota Camry, y se desenvuelve a la perfección con la transmisión automática de 4 velocidades. Con la caja automática, el Altima de 4 cilindros tiene un empuje enorme incluso desde el arranque, y se pueden pasar los cambios con celeridad y precisión, entre 40 y 60 mph, facilitando las maniobras de adelantamiento rápido.

El motor de 4 cilindros tiende a ser algo ruidoso. Se siente un poco más duro que algunos de los competidores. El control de ruido, vibración y dureza no es de lo mejor en su clase, debido en parte al objetivo del Altima de priorizar el rendimiento,

El depósito de combustible de 20 galones (75 litros), mucho más grande que el de la mayoría de los autos de esta clase, le brinda al Altima una enorme autonomía y lo hace ideal para recorridos largos.

El Altima está construido con una carrocería estructural monocasco a fin de alcanzar una mayor solidez constructiva. Es un auto muy estable a altas velocidades y tanto la suspensión como los frenos están bien calibrados a tal efecto. Los frenos de disco en las cuatro ruedas son fáciles de modular, incluso sin el sistema antibloqueo ABS, y entregan una enorme fuerza de frenado. La dirección asistida de tipo cremallera y piñón permite un preciso control direccional y ofrece un buen feedback.

En general, el manejo es excelente, gracias en parte a la suspensión trasera de brazos combinados (multilink), que emplea componentes de aluminio para reducir el peso. Se trata de un diseño muy sofisticado que optimiza la estabilidad del extremo trasero incluso en caminos muy irregulares. En materia de dinámica del chasis, el Altima tiene un desempeño primero en su clase.

Terra / Sergio Tacchella

< Anterior |1|2|3



BUSCA